¿El agua con limón tiene usos diuréticos? Esta bebida te hace orinar más, aprende a prepararla!

Sin duda, el agua de limón es una de las bebidas más populares, ya que además de ser deliciosa y refrescante, también aporta grandes beneficios al organismo.

Anuncios

El limón ayuda a eliminar el exceso de electrolitos y sodio, mientras que el agua mejora la hidratación del cuerpo y purifica los riñones.

A continuación, en este artículo te mostraremos cómo preparar correctamente el agua de limón y los beneficios que aporta al organismo.

Lo que necesitas saber acerca de beber agua con limón

Anuncios

Necesitarás: 3 limones (jugo) y 250 ml de agua tibia.

Preparación: Sólo mezcla muy bien los ingredientes.

Modo de uso: Bebe 2 tazas de esta bebida al día, una por la mañana en ayunas y la otra por la noche antes de ir a dormir.

Si prefieres una bebida natural dulce puedes agregar un poco de otros diuréticos como piña o arándanos.

Para que obtengas resultados satisfactorios más rápido es indispensable que el agua del remedio casero siempre esté tibia cuando la bebas, como si fuera una infusión.

Los diuréticos ayudan a eliminar el exceso de agua y los electrolitos del cuerpo a través de la orina y las heces. Este proceso ocurre debido a que se inhibe la capacidad renal de reabsorber el sodio. Además, es excelente para tratar distintas condiciones como presión arterial alta.

Por otro lado, si se produce más orina y se combate la retención de líquidos ayuda en el tratamiento de la diabetes, edemas, glaucoma, infecciones urinarias, entre otras.

Es importante que sepas que una dosis elevada de diuréticos puede provocar cambios en el metabolismo de los lípidos y los hidratos de carbono, así como también disminuir los niveles de magnesio y potasio en la sangre.

Si lo que quieres es perder grasa debes saber que los diuréticos no son una buena elección, ya que sólo conseguirás deshidratar tu cuerpo perdiendo peso de manera temporal.

Anuncios

Algunas personas con sobrepeso u obesidad consumen alimentos diuréticos con el fin de combatir la retención de líquidos y mejorar la circulación sanguínea.