Mi flora intestinal se daño y no sabia por que hasta que lei esto, es muy importante.

La flora intestinal es también conocida por los nombres de flora gastrointestinal, microflora o microflora gastrointestinal. Esto no es más que el conjunto de millones de bacterias que viven dentro del organismo.

Anuncios

Sin embargo, no debemos asustarnos, las mismas no perjudican nuestra salud, al contrario, la mejoran. Puede que parezca difícil de creer, pero la mucosa gastrointestinal de un adulto puede alcanzar una superficie de 300 a 400 metros cuadrados.

De ahí que no nos sorprenda que en él existan alrededor de 100 billones de bacterias. Por otro lado, el intestino tiene varias funciones muy importantes para el buen desempeño humano.

 Nutrición: el intestino se encarga de procesar los alimentos mediante la digestión. En este proceso, absorbe los nutrientes necesarios y fortalece el cuerpo a la misma vez.

Anuncios

 Defensa: la estructura intestina, se parece mucho a un sensor. Este reconoce los elementos externos que pueden ser benignos y los elimina. Para ello, activa el sistema de prevención y rechazo, y así protege el organismo.

Funciones de la flora intestinal

Metabólica: la flora se encarga de metabolizar los sustratos por medio de un gran número de enzimas. De esta manera, nos ayuda a recuperar la energía en base a nuestra dieta. También favorece la absorción del calcio, hierro y magnesio.

Protectora: otra de las razones de ser de la flora intestinal es su función defensiva. Esta se encarga de crear una barrera que impide el crecimiento de bacterias dañinas o extrañas.

Tróficas: las bacterias de la microflora controlan el aumento y diferenciación en la cantidad de células que recubren y revisten de manera interna cavidades, órganos huecos y otros tejidos.

Señales de daño en la microflora

Cuando hay problemas en nuestra flora gastrointestinal, presentamos una serie de señales. Si estamos atentos a ellas, podremos actuar a tiempo y prevenir situaciones peores. A continuación, te enlistaremos estas señales para que las tengas muy presente.

  • Estreñimiento.
  •  Lengua blanca.
  • Diarrea frecuente.
  •  Hinchazón abdominal.
  •  Intolerancias alimenticias.
  •  Síndrome de colon irritable.
  •  Dolor en las articulaciones.
  •  Eructos, gases, flatulencias.
  •  Aumento de las infecciones.
  •  Olores desagradables en las heces.
  •  Problemas digestivos e intestinales.
  •  Dolor abdominal, cólicos y molestias intestinales.

Cómo proteger y regenerar la microflora

Para conseguir y mantener una microflora en saludable, es importante seguir ciertas pautas. A continuación, te dejaremos varias sugerencias muy útiles que te pueden servir de ayuda.

  •  Consumir tus alimentos en lugares que tengan buena higiene.
  •  Cocer los alimentos de manera adecuada.
  •  Maten una dieta rica en fibra, que incluya cereales integrales y verduras.
  •  No te excedas en el consumo de azúcar y carbohidratos refinados.
  •  Trata de comer lenta y pausadamente. Mastica bien los alimentos para mejorar el proceso de digestión.
  •  Consumir productos como lactobacilos, prebióticos, yogurt y probióticos, pueden tener bacterias vivas. Esto, a su vez, puede proveer el crecimiento de nuevas bacterias.
  •  Disminuir tu consumo de grasa animal.
  •  Tener cuidado con los tratamientos médicos que implican el uso de antibióticos. Dichos tratamientos pueden eliminar las bacterias saludables de forma indiscriminada.

Factores que daña la flora gastrointestinal

  • El estrés.
  •  Emociones fuertes.
  • Trastornos digestivos.
  • Exceso de alcohol y tabaco.
  •  Medicamentos por vía oral.
  •  Laxantes de origen químico.
  •  Alimentación deficiente rica en grasas, carnes y azucares refinados.

Alimentos recomendables para la buena salud intestinal

Así como algunos alimentos pueden causarle daño a la flora intestinal, hay otros que lo ayudan. A continuación, te dejamos una lista de estos alimentos que debes incluir en tu dieta alimenticia.

Anuncios
  •  Miel.
  • Avena.
  • Queso.
  •  Yogurt.
  •  Leche de cabra.
  •  Raíz de Jengibre.
  •  Chocolate negro.
  •  Proteínas magras.

También, existen una serie de suplementos alimenticios que puedes encontrar en las tiendas naturalistas. Estos son muy recomendables. Sin embargo, antes de consumirlos, es bueno visitar a un especialista para que nos oriente al respecto. Si esta información te resultó útil, compártela en tus redes sociales con todos tus contactos.